El trabajo de no retorno

Erase una vez una chica que consiguió el trabajo de su vida. El primer día que le pareció maravilloso. La gente le sonreía y hablaba  con ella. Era tal su pasión por aquel trabajo que hacía horas extras. Se lo pasaba tan bien, que no quería volver a casa y trabajando el tiempo se le pasaba muy deprisa. Lo que veía era que iba muy lenta, le costaba aprender las cosas, pero no quería que nadie viera su debilidad. 

Sabía que era becaría y que un fallo era normal, pero también sabía que detrás de ella había muchos becarios y se tenía que distinguir de los demás, con lo que no se podía permitir el lujo de fallar o no entender las cosas. Con lo que se llevaba trabajo de casa.

Poco a poco se fue distanciando de sus amigos, en el trabajo se obligaba a quedarse sola para concentrase en su trabajo. Su familia eran las únicas personas que veía y eso era porque vivía con ellos. 

Como era becaria no ganaba el suficiente dinero como para independizarse, aunque siempre se comparaba con la vida de su madre y ella a su edad ya estaba independizada.

Pasaron los años y su vida no cambiaba, iba aprendiendo y hacía las cosas más deprisa pero cada vez había más y más trabajo. Veía a sus amigos en las redes sociales, porque apenas salía con ellos cara a cara. Los cuales disfrutaban de vacaciones, salían y parecían disfrutar de la vida. Cuando veía eso ya no se ponía triste, sino que la hacía trabajar con mucho más fuerza para olvidar ese vacío que ella no podía llenar.

Se daba cuenta que al no relacionase con las personas cada vez hablaba menos, dado que en su trabajo solo se comunicaba a través de correos. Poco a poco ya ni se molestaba a decir ninguna palabra.

Al cabo de unos años más, su jefe la despidió, pero no porque trabajara mal, sino porque la empresa quebró. Ella se quedó en blanco, no sabía que hacer en su tiempo libre, literalmente se había quedado sin nada.

También sabía que su vida no era tan trágica y que había gente que lo estaba pasando peor. Sin embargo solo pensaba en sí misma, dado que durante todo este tiempo es lo único que hacía pensar en ella misma y olvidarse del del mundo.

Ahora su vida había cambiado y necesitaba el cariño del resto del mundo. Cómo llegar a las personas cuando ha estado tanto tiempo sin ellas. Se preguntaba, cómo la gente conseguía comunicarse, quien los ha enseñado, porque les es tan fácil comunicarse, cómo no meter la pata…

Veía que después de estar tanto tiempo sin hablar ahora le costaba articular las palabras y le daba vergüenza.Le costaba crear frases, las cuales resultaban muy herméticas y poco naturales.

Siempre había estado sola en el fondo, pero esta vez, era la primera que se había dado cuenta de lo sola que está. Además todo el mundo estaba ocupado, menos ella que tenía todo el tiempo del mundo. Ya no tenía el escudo de su trabajo.

Su vida la asfixiaba notaba como la iba ahogando poco a poco. Se intentaba auto engañar quitando importancia al problema, que podía disfrutar estando sola, que era joven y tenía el mundo entero por delante. Pero sin compañía no se atrevía a ir a conciertos y discotecas que tanto le llamaban la atención. Ni tan si quiera salía a comer, ir museos o pasear, porque el echo de ver al resto de gente junta y ella sola, solo conseguía ponerla peor.

Lo único que hacía era ver muchas películas. Ella quería que el tiempo pasara rápido y sin embargo, pasaba muy lento. Sentía que el destino se estuviera riendo de ella.

Quería ver si en su vida ocurría algo diferente, pasado un cierto tiempo, creyendo que el tiempo podría ayudarla. Pasará lo que pasase no diría que no, fuese lo que fuese solo tenía que ver pasar el tiempo.

Conseguía tranquilizarse y pensar que al final todo acabara bien, porque ella era una buena persona y a las buenas personas les pasan cosas buenas, ¿no?? O eso es algo que nos decimos para motivarnos a hacer  cosas buenas. No todo va ser siempre negro algún día se verá la luz, por muy floja que este y con apenas un destello, ella podrá montar un mar donde disfrutar.

Cómo acabar esta historia, me gustaría decir que ella fue a clases o hizo algún deporte en el que conoció a alguien y encontró un buen trabajo. Pero no fue así, lo intento pero no encajaba con la sociedad y la sociedad lo notaba y cómo en esta vida sin contactos es muy difícil conseguir trabajos, solo deambulaba por el mundo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *