¡Mr Plinton y el susto del revés!

Lo tenía claro, este año asustaría a todos sus amigos. Estuvo pensando muchos días antes y se preparó un montón de sustos, sonaba muy divertido. Quería empezar con Bimba, a la que le daban miedo las arañas, se le ocurrió buscar entre sus cosas una araña de mentira para asustarla.

Fue a buscarla, pero Bimba no estaba en casa, extrañado y un poco preocupado decidió ir a buscar  a su gran amigo y músico Galaxio. Él podría saber mejor dónde estaba Bimba ya que normalmente solían hacer planes juntos, sin embargo… ¡tampoco estaba!.

Era extraño, Mr Plinton esperaba que estuviesen en sus casas preparándose para Halloween. Pero no era así… ¿Qué estaría pasando?. Decidió que iba a llamar a Ojó, su fiel compañero. Gritó y gritó pero Ojó tampoco aparecía. Esto le extrañó más aún si cabe, puesto que Ojó siempre acudía a la llamada de Mr Plinton.

Preocupado se volvió a su casa y pensó que tal vez podría llamar a sus amigos por teléfono, pero nadie le contestó, Mr Plinton estaba bastante preocupado… ¡De repente se apagaron las luces y la televisión se encendió sin más!Mr Plinton estaba aterrorizado, además las sillas empezaban a moverse como bailando a un ritmo siniestro. Asustado, se metió debajo del sofá, estaba temblando de miedo…, y entonces… se dio cuenta de que a lo lejos se oían unas risas… Estas risas empezaban a oírse cada vez más fuerte. Le resultaban familiares, pero seguía bastante asustado… ¡Esas risas venían de sus amigos!

Resulta que hartos de las bromas y sustos que les hacía cada año Mr Plinton habían decidido organizar este pequeño susto, y vaya que lo dieron. Cuando Mr Plinton recuperó el color, decidieron ir a divertirse juntos y a por dulces y caramelos. Cosas de amigos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *